Se denomina Urbex, UE o Exploración Urbana a la exploración de zonas y edificios abandonados. Normalmente suele llevar consigo la acción de fotografiar dichos lugares para que quede constancia del hecho, y lleva implícito el respeto del lugar de modo que nunca hay que dejar ningún tipo de huella de nuestro paso por allí, más allá de las fotos que tomemos.

Debido a que en el ADN del ser humano está el gen de la destrucción, para evitar el vandalismo, cuando se descubren estos lugares nunca se debería hacer público su situación geográfica, y en el caso de ser conocida, nunca se facilitará información sobre cómo se accede a ellos. Esta precaución también es muy aconsejable para mantener lejos a la gente que no sabe lo que hace, porque por lo general, los edificios abandonados suelen estar en severo riesgo de ruina y meterse en ellos conlleva un cierto peligro.

Por lo general, en zonas deprimidas el valor del suelo es menor de lo que cuesta derribar un edificio antiguo, por lo que se deja a su suerte, normalmente sin vigilancia. En este caso el único riesgo del explorador urbano es el físico de sufrir un accidente.

Otros lugares, por lo general los más interesantes, se encuentran con los accesos tapiados o vallados, e incluso vigilados por cámaras o guardas de seguridad, lo que hace que la experiencia urbex entre en otro plano que conlleva el riesgo adicional de ser detenidos o multados.

Desde siempre me han atraído la decadencia y tristeza de los objetos abandonados, la pérdida del propósito para el que fueron creados. Y me gusta fotografiarlos para al menos en mi mente hacerles algo de justicia poética.

El pasado verano visité Pripyat en la zona de Chernobyl en busca de escenarios desolados. Sin duda están allí y seguirán allí como testigos mudos de lo que fue la más próspera ciudad de la Unión Soviética y qué sucedería si de repente los humanos desapareciéramos de la faz de la tierra. Pero al haberse convertido en una atracción turística ha perdido su espíritu, al menos durante las horas de visita.

Por eso el Urbex es la esencia. La esencia de la decadencia.

 

A classroom in Prypiat school

Abandoned nursery in Chernobyl

Dead railway in Northern Spain

Abandoned spa house