Una sesión de Boudoir es una experiencia muy emocional y un regalo que representa una gran subida de autoestima a las mujeres que se atreven a reservar una sesión. Para muchas de ellas, su primera sesión de fotos sensuales (boudoir, lencería, desnudo artístico) marca un antes y un después en su vida, y suele venir de la mano de acontecimientos importantes como:

  • Su boda
  • Una próxima maternidad
  • El final de una relación
  • Su 40, 50 o incluso 60 cumpleaños
  • La recuperación de una enfermedad
A left aligned typewriter.

Más allá de ver preciosas fotografías de ellas mismas, se trata más de sentirse realmente bellas. Sentirse bellas es lo que provoca ese cambio tan poderoso en la autoestima y la confianza en sí mismas que puedo notar tras cada sesión. Sin duda la imagen que tienes de tu cuerpo mejorará, y lo que es más importante, mejorará la imagen que tienes de ti misma.

Mi estilo de fotografía sensual es artística, sutil, e inspirada en el arte y la moda. Intento celebrar la belleza única de cada mujer imperfecta que pone su confianza en mí.

Para resolver las dudas iniciales que pudieran surgir a la hora de decidirse a reservar una sesión de fotos de Boudoir/Lencería conmigo, quisiera mostrar aquí las respuestas a algunas de las preguntas que me han ido haciendo:

1) ¿Cómo son tus sesiones de fotos de Boudoir?

Partiendo de la base de que cada mujer es un mundo, no existe una simple respuesta a esta pregunta, pero todas tienen en común la visión de que es una celebración de la belleza femenina, lejos de cualquier sexualización. Hay muchos estilos de fotografías de Boudoir, por mezclar el estilo personal del fotógrafo y las preferencias de las clientes. Yo describiría mis fotos de Boudoir como sutiles, de luces tenues, inspiradas en las imágenes publicitarias de las marcas de lencería. Una sesión de Boudoir es algo más que un capricho, una experiencia de auto descubrimiento, un “subidón” de autoestima, cuyos resultados van más allá de las fotos producidas.

A left aligned typewriter.
2) Pero yo no soy una modelo…

Una modelo es aquella que posa para ser retratada por un fotógrafo. ¡Claro que lo eres, sea cual sea tu edad o talla! Si nunca lo has sido, deberías probarlo, es una experiencia que todo el mundo debería experimentar.

3) Localización: ¿Dónde se hacen las fotos?

Dependiendo del resultado que quieras obtener, puedes elegir entre elegir una habitación de hotel, un estudio fotográfico, o tu propia casa. Siempre que la localización lo permita, intento utilizar luz natural que por lo general se suele completar con luces de estudio, aunque también podemos darle a la sesión un look íntimo y nocturno. También hay que tener en cuenta que el esquema de colores de la decoración para elegir la lencería que llevarás en las fotos.

4) ¿Cómo me preparo para una sesión de fotos Boudoir?

Siempre recomiendo acudir a la sesión con la manicura y la pedicura hechas, con el cabello bien tratado y la piel en buenas condiciones, sin marcas de bronceado ni marcas de presión ocasionada por las prendas que llevas puestas. Ese día ven con ropa holgada que no deje marcas. También quedan muy bien en los retratos de plano corto las extensiones de pestañas. Y como siempre, recomiendo a mis clientes que hagan un pequeño trabajo de búsqueda de imágenes en webs y revistas que les inspiren, para hacerse una idea del resultado que quieren obtener.

5) ¿Qué tengo que llevar a la sesión de fotos?

Recomiendo que lleves tres “looks” diferentes, aunque es una elección personal y te puedo asegurar que también podemos conseguir fotos sencillas y preciosas con algo tan simple como una camiseta y zapatillas blancas, jerseys de lana gruesa, etc. Me gusta comenzar con fotos naturales y sutiles para ir trabajando un look más sensual a medida que vas sintiéndote más cómoda. Joyería y bisutería son también detalles muy importantes para el resultado final. En cuanto al calzado, piensa en esos zapatos tan bonitos pero que rara vez utilizas porque están hechos para impresionar, ¡pero no para caminar con ellos!

A left aligned typewriter.
6) Peinados y maquillaje…

Al igual que una buena manicura, siempre aconsejo a mis clientes que incluyan un trabajo de peluquería y maquillaje a la sesión. Créeme, supone una gran mejora en las fotos. Puedes venir a la sesión ya preparada, pero también te puedo ofrecer el servicio de varias profesionales de peinado y maquillaje con las que colaboro.

7) ¿Qué pensarán de mí haciendo una sesión fotográfica de Boudoir?

Una de las cosas que hacen más gratificante una sesión de este tipo, es la respuesta de las parejas de mis clientes. Más allá de la apreciación de las imágenes resultantes de la sesión, lo que más destacan es el cambio en la autoconfianza de la mujer que aman. “Siempre he considerado bella a mi esposa, pero con el paso de los años he aprendido la diferencia entre cómo las mujeres ven sus cuerpos y cómo los vemos los hombres. La revelación que supuso la sesión de fotos de boudoir fue que, por primera vez en 14 años, mi mujer comprende ahora exactamente cómo veo su cuerpo. Esto ha causado una verdadera liberación para ella.”